Alcalde de El Prat dice que crecimiento del aeropuerto "ha llegado al límite"

El Prat de Llobregat (Barcelona), 23 sep (EFE).- El alcalde de El Prat de Llobregat (Barcelona), Lluís Mijoler, ha enviado este lunes una carta al presidente de Aena, Maurici Lucena, donde asegura que "el crecimiento físico" del aeropuerto de Barcelona-El Prat "ha llegado al límite".

En la carta, Mijoler ha aceptado la proposición que Lucena le hizo la semana pasada para mantener una reunión y debatir sobre el futuro del aeropuerto.

Según el alcalde, los principales asuntos a tratar en la reunión, además de admitir el límite de crecimiento del aeropuerto, son: adaptar la operativa de vuelos para minimizar el impacto acústico y ambiental y regularizar los barrios que actualmente continúan afectados por la infraestructura.

Mijoler ha propuesto la conexión del aeropuerto de Barcelona con el de Girona como una alternativa a la ampliación de El Prat y una "solución" que garantizaría "un desarrollo económico sostenible" y "un sistema aeroportuario de país eficiente".

Asimismo, ha considerado que la proyección de una cuarta pista sobre el mar es "una idea extemporánea, que vulnera todos los consensos alcanzados en las últimas décadas y que pondría en riesgo el frágil y preciado equilibrio territorial del área metropolitana", por lo que ha "celebrado" las recientes declaraciones de Lucena descartando este proyecto.

Mijoler ha insistido: "defender el interés general es plantear los límites de infraestructuras como el aeropuerto", y ha considerado que es la única vía para garantizar que la infraestructura siga contribuyendo de forma sostenible al desarrollo económico y social.

"Las nuevas generaciones nos advierten de las consecuencias devastadoras que tendrá sobre la vida del planeta el calentamiento global causado por las emisiones que generan, entre otros, el tráfico aéreo", ha señalado el alcalde, que ha recordado "la grave contaminación que sufren" las metrópolis de Barcelona y Madrid.

Dicha contaminación, ha insistido Mijoler, no solo han provocado la denuncia de la Comisión Europea "sino que sobre todo amenaza gravemente la salud de la ciudadanía y causa centenares de muertes prematuras al año". EFE