AENA retrasa la ampliación de los aeropuertos de Barcelona y Madrid por la crisis

Los proyectos se pondrán en marcha más allá del 2022, año previsto en principio para su inicio

AENA mantiene a pesar de la crisis y el desplome del transporte aéreo sus grandes planes de ampliación de los dos mayores aeropuertos del país, el de Madrid-Barajas y el de Barcelona-El Prat, que supondrán una inversión de 5.000 millones de euros, si bien los efectos de la pandemia retrasarán su puesta en marcha "más allá" de la fecha de inicio prevista para el 2022.

Así lo ha indicado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien también ha confirmado que el operador de los aeropuertos del país ha reanudado sus planes de inversión a corto plazo, aunque también con retrasos.

"AENA mantiene vigentes sus compromisos de inversión a pesar de que se estima que el transporte aéreo no alcanzará hasta el 2022 o el 2023 los niveles de viajeros que presentaba en el 2019, antes de la crisis", ha asegurado Ábalos durante su comparecencia en el Senado.

Inversiones de 1.200 millones de euros

Así, ha indicado que el operador va a "reactivar" las inversiones que restan por acometer de la primera parte de su plan estratégico, el DORA 2017-2021, estimadas en unos 1.200 millones de euros, si bien ha apuntado que "en algún caso puede haber retrasos de inversiones previstas para el 2020 que pasarán al 2021".

De igual forma, el ministro ha transmitido que Aena mantiene las grandes inversiones de ampliación de los principales aeropuertos incluidas en la segunda parte de su plan estratégico.

"AENA sigue considerando que los grandes proyectos de ampliación previstos para el segundo DORA, el que discurre entre 2022 y 2026, principalmente las considerables inversiones previstas para las ampliaciones de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, seguirán siendo necesarios", ha expuesto.

No obstante, ha apuntado que "los efectos de la crisis del covid-19 sobre el volumen de pasajeros en los próximos años puede llevar a que el plazo de inicio se dilate más allá del 2022".

Digitalización para la era poscovid

En la misma línea, Ábalos ha asegurado que la compañía que dirige Maurici Lucena sigue adelante con sus planes de sostenibilidad y digitalización e innovación. En este último caso, ha indicado que el uso de la tecnología será la "principal herramienta" para que los aeropuertos y el transporte aéreo en general puedan afrontar los retos de los próximos años en la época poscovid".

"Este reto implicará desarrollar una nueva forma de relacionarse con los pasajeros en un marco de nueva normalidad, en el que la transformación digital de los negocios tradicionales de los aeropuertos será fundamental", ha avanzado.

Entre otros objetivos de esta estrategia de AENA citó medidas para usar drones en operaciones aeroportuarias de gestión y mantenimiento, y la digitalización de los procesos de relación con los clientes, sean internos o externos, "que redunden en una mejora de su experiencia".

Respecto a sostenibilidad, AENA se centrará en impulsar una "recuperación verde" para el sector del transporte aéreo, priorizando aspectos como la reducción de la huella de carbono, la minimización del impacto acústico, la eficiencia energética, el uso de energías renovables y la protección de la biodiversidad.